top of page

Consumo Consciente

Actualizado: 28 mar

Evita el uso de nuevos recursos


Ser un consumidor consciente implica elegir productos y servicios con base en su calidad, costo y materiales, tomando en cuenta el impacto ambiental, social y cultural que se genera al producir, consumir y desechar un artículo.

Estos cepillos son de plástico pero los sigo usando po siguen sirviendo. Cuando ya no sea así entonces será hora de buscar opciones más amigables con el planeta.

Para y observa

Para ser un consumidor consciente primero debes comenzar a observar tus hábitos de consumo. ¿Cómo hacerlo? Elije uno de ellos e infórmate sobre las implicaciones que éste conlleva: forma y cantidades de producción, cadenas de distribución, tiempo de vida útil, etc.


Si consideras que es correcto sigue haciéndolo de manera habitual. Si no, cambia por acciones más cuidadosas del medio ambiente.


Elige opciones alineadas con tus valores. Si encuentras deficiencias en la cadena de producción, las implicaciones económicas o el impacto cultural y ético de un producto o servicio, busca una alternativa que cumpla con más criterios. Realiza estos cambios gradualmente y, una vez dominados, repite el proceso con otro aspecto de tu vida. Con el tiempo, notarás que tus hábitos de consumo cambian y te vuelves más consciente de ellos.

Consumo si, consumismo no

Ya tienes dominado tu consumo de productos y servicios. La mayoría cumplen con tus estándares y valores. Ahora observa cada cuándo y por qué los consumes.


Hazte estas preguntas antes de comprar o contratar:

  1. ¿Realmente lo necesito?

  2. ¿Si pasan 30 días lo voy a seguir queriendo/necesitando?

  3. ¿Tengo algo similar?/¿Puedo usar algo que ya tengo?

  4. ¿Lo voy a usar más de 5 veces?

  5. ¿Necesito que sea nuevo o puedo hacerlo yo mismo?/¿Puedo conseguirlo de segunda mano?/¿Puedo rentarlo?/¿Puedo pedirlo prestado?


Reduce tu impacto. Aplica las R's antes de adquirir algo

Antes de adquirir eso que necesitas, evalúa si es una necesidad real o solo un deseo. Conservar y aprovechar lo que ya tenemos ayuda a evitar el consumo innecesario de recursos. Sigue estas R's del consumo consciente:

  • Rechazar: di No cuando sea necesario.

  • Reducir: limita tu consumo a lo esencial, cuestiona si realmente lo necesitas.

  • Reutilizar: prolonga la vida útil de los materiales, evita usar y desechar.

  • Reparar: en lugar de reemplazar, busca reparar lo que se rompe o maltrata.

  • Renovar: rescata objetos olvidados, dándoles una segunda oportunidad a trav{es de la venta, donación o intercambio.

  • Recuperar/revalorar: cuando un objeto ya no se puede reutilizar, llévalo a tu centro de acopio para que sea reciclado y esos recursos vuelvan a las líneas de producción. Con esta acción se conservan recursos nuevos y se protege el medio ambiente.


Contribuye a un consumo consciente y sostenible. Juntos podemos marcar la diferencia.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cambalache

Comments


bottom of page